Pawlikowska Jasnorzewska Maria “Los besos olvidados”

Pawlikowska Jasnorzewska Maria
Los besos olvidados

¿Quién cuenta nuestros besos?
¿Quién les presta atención?
La gente tiene preocupaciones y ocupaciones
Dios crea mundos…
Olvidado por nosotros dos ese rosado montón
desciende hasta el fondo de nuestras almas
cual pétalos de las más suaves y bellas rosas…
Allí quedan, apretujados y asfixiados
sudando dulces fragancias,
perfumando nuestro interior cada noche
y cada mañana
y la pobreza otoñal del día a día
la convierten en un país de rosas, un Gulistan persa.
¿Quién cuenta nuestros besos?
¿Quién les presta atención?
Dios crea mundos,
no registra la dulzura en los libros…

[Trad. Lucía Málaga-Sabogal]

 


Pawlikowska Jasnorzewska Maria

Zapomniane pocałunki

Kto liczy nasze pocałunki,
kto na nie zważa?
Ludzie mają troski i sprawunki,
Bóg światy stwarza…
Zapomniane przez nas dwoje ich różowe mnóstwo
spada na dno naszych dusz
jak płatki miękkich, najpiękniejszych róż…
Tam leżą i ciasno zduszone na sobie
słodkim olejkiem się pocą,
który rozpachnia się w nas każdą nocą
i każdym ranem
i życia zwykłego jesienne ubóstwo
czyni róż krajem, perskim Gulistanem.
Kto nasze pocałunki liczy?
Kto na nie zważa?
Bóg światy stwarza,
nie zapisuje w księgach słodyczy…

Esta entrada está también disponible en polaco.

6 comentarios

  • Una traducción maravillosa. Enhorabuena.

    …esto se está convirtiendo en un vicio…

    Espero ansioso la próxima traducción

    Saludos

  • ¿Quién cuenta nuestros besos,
    a quién le importan?
    La gente atiende penas y negocios,
    Dos a crear el mundo…
    Y al olvidar loo besos, su multitud rosada
    nos va cayendo al fondo del alma, como pétalos
    de rosas hermosísimas y tiernas…
    Yacen allá, y en estrechez ahogada
    rezuman sus esencias de dulzura,
    cada noche y cada aurora nos perfuman,
    y la otoñal pobreza de la vida ordinaria
    se vuelve un país rosa, un Gulistán de Persia.
    ¿Quién cuenta nuestros besos?
    ¿A quién le importan?
    Dios debe hacer el mundo,
    no llevar unregistro de dulzuras…

    Traducción de
    Rodrigo Escobar Holguín

  • Siento lso errores de dedo que me obligan a poner otro comentario.

    Besos olvidados M P-J

    ¿Quién cuenta nuestros besos,
    a quién le importan?
    La gente tien penas y negocios,
    Dios a crear el mundo…
    Y al olvidar los besos, su multitud rosada
    nos va cayendo al fondo del alma, como pétalos
    de rosas hermosísimas y tiernas…
    Yacen allá, y en estrechez ahogada
    rezuman sus esencias de dulzura,
    cada noche y cada aurora nos perfuman,
    y la otoñal pobreza de la vida ordinaria
    se vuelve un país rosa, un Gulistán de Persia.
    ¿Quién cuenta nuestros besos?
    ¿A quién le importan?
    Dios debe hacer el mundo,
    no llevar un registro de dulzuras…

  • ¡Ay, no otra vez!

    Besos olvidados M P-J

    ¿Quién cuenta nuestros besos,
    a quién le importan?
    La gente atiende penas y negocios,
    Dios a crear el mundo…
    Y al olvidar los besos, su multitud rosada
    nos va cayendo al fondo del alma, como pétalos
    de rosas hermosísimas y tiernas…
    Yacen allá, y en estrechez ahogada
    rezuman sus esencias de dulzura,
    cada noche y cada aurora nos perfuman,
    y la otoñal pobreza de la vida ordinaria
    se vuelve un país rosa, un Gulistán de Persia.
    ¿Quién cuenta nuestros besos?
    ¿A quién le importan?
    Dios debe hacer el mundo,
    no llevar un registro de dulzuras…

  • Gracias por poner tu traduccion. Es preciosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *